Especias y condimentos

Curcuma

Curcuma
Tradicionalmente, la gente utiliza la cúrcuma para agregar sabor a sus platos, con muchas culturas reconociendo la especia por sus numerosas propiedades medicinales.

 La cúrcuma proviene de la planta Cúrcuma Longa y ha estado en la India como una especia hace siglos. A medida que el uso de la cúrcuma sigue creciendo en popularidad, también lo hace el reconocimiento de sus muchos beneficios. Es por esta razón que muchos en todo el mundo han decidido comenzar a integrar la cúrcuma (en su mayoría a través de la ingesta de la cúrcuma) en su vida cotidiana.Los métodos para hacerlo son simplemente consumir la cúrcuma como una fuente de alimento, tomar extracto de cúrcuma en forma de píldora, o ingerir de extracto de cúrcuma líquido altamente concentrado.

Propiedades de la cúrcuma:

* Sirve para reducir la acidez de estómago. Aquellos que comen muchas especias picantes saben que traen como consecuencias trastornos en el estómago.

* La cúrcuma puede ayudarte si has comido algo muy condimentado o frito. Es que actúa como un tónico estomacal que estimula las secreciones de jugo gástrico y pancreático, facilitando la digestión.

* Está aconsejada para los que padecen dispepsia, digestiones lentas, gastritis crónica o inapetencia.

* La dosis recomendada es de 500 mg en polvo, cuatro veces por día, aunque también se pueden rellenar cápsulas vacías.

* Tiene múltiples beneficios para el hígado. La cúrcuma presenta muy buenos efectos como protectora del hígado y tónico para la vesícula biliar.

* Ayuda a eliminar las piedras biliares, tiene efecto antiinflamatorio, permiten el drenaje del hígado y el vaciado de la vesícula.

* Se recomienda consumir en casos de cirrosis, ictericia, enfermedades hepáticas o trastornos en la vesícula biliar.

Para aprovechar estas propiedades, hierve un litro de agua con 20 gramos de cúrcuma en polvo y deja reposar 12 horas. Filtra con una tela y bebe varias veces al día. Es un buen remedio para aliviar la artritis. Los pacientes que sufren de artritis reumatoide, así como también el síndrome del túnel carpiano (muy frecuente en la actualidad por el uso excesivo del ordenador y los móviles) pueden aprovechar las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma. Actúan aliviando los síntomas y dolencias, sobre todo cuando los calmantes ya no surten efecto o se requieren dosis muy elevadas para lograr un poco de bienestar.

 


Galería de Imágenes

© 2017 boticaecohumana.com | todos los derechos reservados