Tienda

Todo sobre el yogurt griego: propiedades, beneficios, usos y más.

Todo sobre el yogurt griego: propiedades, beneficios, usos y más.
De pronto los supermercados se llenaron de una nueva gama de productos: yogures griegos de diferentes marcas, tamaños y sabores.

¿Qué te viene a la mente cuando lees “yogurt griego”: alto en proteínas, más saludable, súper alimento…? Si bien estos adjetivos aplican para algunas marcas, por desgracia NO todos son iguales.

En este post hablaré de las ventajas del yogurt griego frente al yogurt regular, sus propiedades, beneficios, usos, así como las marcas buenas, las no tan buenas y las malas para que elijas la mejor opción.

¿En qué se diferencia del yogurt regular?

Para elaborar el yogurt griego se elimina el suero (el líquido que queda después de que la leche cuaja), lo que da como resultado un yogurt más espeso que el regular, con menos azúcar e hidratos de carbono y más proteínas (incluso puede llegar a tener el triple).

¿Por qué es bueno que tengan más proteína y menos hidratos de carbono?

Porque las proteínas dan más saciedad, es decir, estarás más satisfecho y menos hambriento. Además, nuestra ingestión de hidratos de carbono es, en general, ya excesiva (papitas, galletas, panes, bebidas azucaradas, dulces), por tanto, tiene sentido reducirlos un poco.

¿Todos los yogures griegos son ricos en proteína?

No, en teoría los yogures griegos contienen el doble o triple de proteínas que un yogurt regular, pero como saben cada marca es diferente y no todas cumplen esa regla. Por ejemplo, el FAGE contiene 15 gramos de proteína en ½ taza, mientras que el Oikos sólo 7, y uno regular entre 5-6 gramos en ½ taza.

¿Cómo elegir la mejor opción en el supermercado?

Como siempre, ¡leyendo etiquetas (y/o este blog)! Para comprobar cuál yogurt era el mejor y cuál(es) mejor evitar, me di a la tarea de hacer un estudio de mercado y analicé todas las marcas de venta en Wal Mart y Superama (ya que son los supermercados que tengo cerca).

¿Cuál fue el ganador?

Definitivamente el mejor es el yogurt FAGE. ¿Por qué? Porque sus ingredientes son sólo leche y cultivos lácticos, es el que más proteína aporta, no contiene grasa y es bajo en azúcar.

¿Cuáles NO recomiendo?

Los que NO recomiendo son el OIKOS (Danone) y el Lala, ya que para considerarlos un yogurt griego verdadero debería contener únicamente leche y cultivos lácticos, sin embargo, a estas marcas les han agregado almidones modificados, grenetina (OJO los vegetarianos), crema de leche, proteínas, etc para imitar la textura espesa y el contenido de proteínas, sin respetar la forma tradicional de elaboración que es eliminando el suero. Además, son altos en azúcar, grasa total y grasa saturada, lo que ya no los vuelve ni un desayuno ni un snack saludable y su consumo se debe limitar de forma ocasional como postre.

¿Por qué natural y no saborizado?

Tu primera elección debe ser un yogurt griego natural ya que además de ser más versátil, los yogures saborizados contienen mucha azúcar (hasta 25 gramos por porción, igual que un vaso de refresco). Si lo consideras un tanto ácido puedes agregarle fruta fresca o una cucharada de miel de abeja.

Otros beneficios del yogurt griego VERDADERO:

Buena fuente de calcio. Este mineral te ayuda a mantener huesos y dientes sanos y es benéfico para un funcionamiento correcto del sistema nervioso.

Regula tu flora intestinal. Es rico en probióticos, por lo que ayuda a que las bacterias buenas se mantengan saludables y a que tu sistema inmunológico sea fuerte.

Usos:

El yogurt FAGE, mi favorito, resulta ligeramente ácido y es muy cremoso por lo que se presta para incluirlo en platillos salados y dulces:

  • Es un gran sustituto de la crema: 150 g crema aportan 45 g de grasa contra FAGE que no aporta grasa, pero tiene un sabor y consistencia similar así que lo puedes añadir a sopes, enchiladas, chilaquiles, cremas de verduras…
  • Reemplázalo por la mayonesa: 150 g de mayonesa aportan 108 g de grasa vs FAGE que aporta 0, así que sustitúyelo en los esquites, sándwiches, ensalada de papa, pastas…
  • Se puede usar como base para preparar aderezos o salsas como la tzatziki.
  • Combínalo con tus frutas favoritas como frutos rojos, mango y durazno en tu desayuno o snack de media mañana.
  • Úsalo para preparar postres como gelatinas, helado de yogurt, waffles, hot cakes, pasteles.


© 2017 boticaecohumana.com | todos los derechos reservados